La Misión de la Escuela es contribuir a mejorar la productividad de las organizaciones potenciando la aplicación de la metodología Lean Management, a partir de la dilatada experiencia de sus profesionales y de la divulgación de experiencias de éxito

Lean en la Administración Pública

En Junio de 2018 lanzamos nuestro curso online para Administraciones Públicas. Si tienes interés, envíanos tus datos de contacto por medio del formulario y te avisaremos.

- FORMACION de Directivos y Responsables en técnicas para mejorar la capacidad mediante:Learn to Act

  • Análisis, Simplificación y Mejora de procesos
  • Aumento del Valor añadido a la ciudadanía
  • Disminución del estrés
  • Distribución equlibrada de las cargas de trabajo
  • Reducción de los tiempos de atención y de proceso
  • Estabilización de procesos

2 NIVELES: General (superación del curso) y Experto (curso + proyecto de aplicación).

METODOLOGÍA: Presencial o semipresencial

¡Recomendamos!: La Tutorización de equipos de trabajo con objetivos de mejora específicos

Maximiza la utilidad de la formación: aprende + aplica + mejora

Historias de éxito contadas por sus protagonistas:  

Los procesos de la Administración Pública también pueden beneficiarse de las ventajas de la metodología y la identificación de los despilfarros. Esperar, ir de un sitio a otro, hacer colas, sufrir retrasos o pérdidas, son situaciones que ocurren como consecuencia de la compleja organización de algunos procesos de la actividad pública.

Resulta difícil responder satisfactoriamente a una demanda variable con unos procesos y una organización fijos, no flexibles. La metodología Lean facilita la simplificación de los procesos, reduce la necesidad de burocracia y favorece, mediante sus herramientas, la eliminación de despilfarros, de manera que, con los mismos recursos, organizados de un modo más eficiente, se puede:

  • mejorar la satisfacción de la ciudadanía, la agilidad y la calidad de la atención.
  • aumentar la capacidad de los procesos y mejorar su flexibilidad para atender las variaciones de la demanda, disminuyendo plazos, tiempos de espera o colas.

La metodología dispone de herramientas que permiten, a los profesionales de la administración pública, identificar los cuellos de botella.

Un ejemplo de aplicación es el de la Unidad de Administración y Servicios de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Sevilla. Esta Unidad es la encargada, entre otras responsabilidades, de gestionar los procesos de la Secretaría de la Facultad: matriculaciones, traslados, expedientes académicos, cursos, etc.

En el video que figura en esta misma página, el Administrador de la Unidad cuenta personalmente y con detalle la experiencia: cómo ha aumentado la productividad, cómo se ha introducido la gestión visual, cómo ésta ha mejorado el conocimiento del estado de los diferentes procesos en cada momento y cómo ha favorecido una mayor involucración de los políticos en los procesos de gestión. Estos cambios han ocasionado una drástica reducción de los plazos de tramitación de los expedientes.

A continuación también reproducimos las conclusiones del Director de Políticas del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido, como consecuencia de la experiencia de transformación de la gestión vivida:

“En un primer momento, los profesionales se muestran implicados y entusiastas. La gente parece divertirse. Posteriormente, el grado de mejora es a menudo extraordinario. En casos más complicados, las transformaciones requieren la revisión de todos los procesos y pueden ocupar al equipo durante una semana entera, o incluso más. También es sorprendente cómo los principios Lean a veces son anti-intuitivos, desafiando las teorías económicas de escala, del proceso por lotes, del trabajo en colas y la especialización. Muchas de estas ideas de organización del trabajo están muy arraigadas y son a menudo erróneas. Lo más sorprendente es la idea de que podemos lograr más haciendo trabajar el sistema de forma menos intensa”.